Elixer Coffee

Apasionados del café

Una experiencia agradable en un café

Todos queremos pasar un buen rato en un café, pero muchas veces esta experiencia se ensombrece por la falta de respeto de muchas personas. Gritos, hablar demasiado alto por teléfono o ser irrespetuoso con los empleados no cabe dentro de estos lugares.

Las buenas maneras hay que conservarlas en todos los sitios.

Una experiencia agradable en un café

Estas son las cosas que puedes y que no puedes hacer cuando vayas a tomar un café a tu sitio preferido.

  1. Es correcto hacer preguntas a el empleado: Si no entiendes algo del menú, pregunta. Es la única manera de averiguar si un café es bueno o no, si es orgánico o no, etc. Estarán encantados de responder a todas tus preguntas y te ayudarán a comprender mejor cual es el producto que sirven.
  2. No utilices el smartphone durante el pedido: El empleado es una persona que merece respeto y atención por nuestra parte. No solo señales y asientas, cualquier llamada o mensaje puede esperar 5 minutos hasta que tengas tu café en la mano.
  3. No siempre te van a servir lo que quieres: El hecho de que pidas un café con leche de soja y avellana con virutas de unicornio no significa que tengan todos los ingredientes a mano para hacer uno. Si no tienen los ingredientes para hacer la bebida exacta que deseas, no es un ataque personal a tus gustos. No hay necesidad de tomárselo a mal o gritar a nadie.
  4. Respeta el trabajo del barista: Los días en los que los baristas eran simples camareros han pasado a la historia. Lo más probable es que la persona que está al otro lado del mostrador haciendo tu café se tome en serio su profesión, y eso significa que debes tomar su bebida en serio. Al menos aprecia la taza que hay frente a ti y reconoce que la persona pone todo su esfuerzo en hacerlo.
  5. Deja una propina: No seas tacaño.
  6. No te pases con el uso de la wifi: Un café no es un lugar para sentarse y pasar todo el día conectado a la wifi con un café. Aunque algunas personas van a trabajar allí, hay que ser razonable y consciente de la cantidad de tiempo que pasas allí.
  7. No ensucies lo que no vayas a limpiar: Los empleados tienen mejores cosas que hacer que recoger y limpiar lo que tu manchas. Por favor, come y bebe como lo harías en tu casa, como una persona responsable, y si se derrama un poco de café, ten la amabilidad de secarlo con una servilleta.
  8. Sal afuera para hablar por teléfono: No importa si es una llamada de trabajo o de tu madre, nadie quiere escucharla. Si tienes que hablar por teléfono, sal fuera y grita todo lo que quieras, y si tienes que permanecer dentro, se lo más respetuoso posible con los que te rodean.
  9. No te lleves tu propia comida para comer allí: Parece una obviedad, pero no está de más recordarlo. Si quieres un bizcocho de naranja (aquí dejo una receta para que nos quede muy esponjoso, pídelo en el café.