Elixer Coffee

Apasionados del café

Un tour por cafés Ecuador

Helen Russell y Brooke McDonnell fundadoras de Ecuador tés y cafés emprendieron este negocio montando dos tiendas de café hace quince años en San Francisco y Oakland. Después de tres años de duro trabajo, decidieron que era hora de cambiar los métodos, de tener mayor control sobre el proceso de tueste.

Hoy en día, Ecuador tiene una finca de 50 hectáreas en las tierras altas de Volcán, en Panamá, que han bautizado como Finca Sofia. En la finca han plantado plantas de café y han construido viviendas para los trabajadores.

Un tour por cafés Ecuador

Es la finca más alta de América Central, algo que no es muy común entre los productores de café, pues la altura no siempre es un buen presagio para las cosechas de café. Pero sus fundadoras nunca se han dejado llevar por lo que dicta la mayoría, ellas son audaces, innovadoras y pacientes observadoras. Y una vez que has probado su café, se hace evidente que todo el esfuerzo ha merecido la pena.

Gracias a su finca, la gente de Ecuador está aprendiendo a producir café de la tierra, literalmente. Actualmente hay alrededor de 25.000 árboles, pero todavía no dan fruto, pues tardan cinco años en darlo, por lo que la empresa tiene que esperar unos dos años más hasta sacar rendimiento.

Ambas mujeres saben que el trabajo duro y la espera será recompensados. Han trabajado al lado del minorista del negocio, y ahora son capaces de ver el impacto que tiene el agricultor y la tierra en todo el proceso.

La semana pasada, tuve la oportunidad de visitar la planta de tueste y conoce al equipo, ver las instalaciones y hacer una cata para conocer los matices de los granos tostados.

Ecuador tiene tres tostadoras en la planta de San Rafael: una tostadora inteligente Loring, una San Franciscan y una Petrocini para lotes más pequeños. Siempre que es posible y apropiado para el tamaño del lote, utilizan la tostadora Loring que utiliza 80% menos de energía que otros tostadores de su tamaño y capacidad.

Cada lote es automatizado y programado para lograr el tueste perfecto. Esto también es útil, porque si después de una degustación, deciden modificar el tiempo de tostado para lograr un sabor diferente, puede hacerlo fácilmente.

Después de ver las tostadoras en acción, el comprador de café verde y el co-director de Finca Sofia me condujeron a una catación de café. Escuchar hablar de sabores es como escuchar a un chef hablar de sutilezas en especias o ingredientes. Pueden captar los matices más pequeños y hablar largo y tendido sobre ellos.

El mundo del café está cambiando rápidamente, y para muchas empresas que han empezado relativamente hace poco, puede ser difícil mantenerse al día. Pero los trabajadores de Ecuador están entusiasmados con los constantes cambios.