¿Merece la pena una cafetera de cápsulas?

El café es el desayuno por excelencia de los españoles, no hay mañana que no se comience con una taza, además de todas las que siguen a lo largo del día. Que el café es el líquido preciado para los que madrugan no se discute, lo que se discute es su modo de preparación.

Hasta hace poco, solo había una forma de hacerlo en casa: las cafeteras de émbolo o de goteo. Aunque no son exactamente iguales, el proceso es muy parecido.

¿Merece la pena una cafetera de cápsulas?

En las cafeteras de émbolo tienes que añadir el café molido, el agua caliente y presionar el émbolo para que los granos de café se queden atrapados y no salgan al echar el café.
Las cafeteras de goteo son algo más modernas, pues calientan el agua ellas solas, pero también tienes que poner el filtro y añadir el café molido, al igual que el agua.

Independientemente del método, el resultado es una taza de café humeante. Entonces ¿por qué cada vez más personas están cambiando al sistema de cápsulas? ¿Porqué nos lo dice George Clooney?

Aunque el resultado sea una taza de café, el sabor y los matices del café no son los mismos. La temperatura a la que se vierte el agua sobre los granos de café no es la misma en todos los sistemas, y eso también cuenta.

Por tanto ¿merece la pena comprarse una cafetera de cápsulas? Para muchas personas si, pues están cambiando su vieja cafetera por este nuevo sistema.

No vamos a decir que con la cafetera de cápsulas todo son ventajas, pues el café sale más caro que al comprarlo molido en un paquete, y hay que comprar la máquina también, que en muchas ocasiones no es barata.

También dependerá de la marca que utilices. Las marcas líder del mercado de las cápsulas de café son Dolce Gusto, Nespresso y Tassimo. Las cápsulas de Dolce Gusto y de Tassimo se pueden encontrar en cualquier supermercado, y su precio es algo más barato que las de Nespresso. Ésta marca es la más exclusiva y lujosa, pues sólo se pueden comprar sus cápsulas en sus boutiques, en su página online y en su teléfono.

Lo que está claro es que con este nuevo sistema, se puede elaborar un café profesional, con el sabor del que tomamos en la cafetería, en nuestra propia casa y en tan sólo 1 minuto.

Si te ha entrado el gusanillo y quieres probar este método, en este artículo de cafecomercial.es te aconsejan cual es la mejor cafeteras de cápsulas para ti.