Elixer Coffee

Apasionados del café

Lo que tienes que saber antes de pedir un café

El café es una bebida que tomamos a diario, pero que muchas personas no se preocupan de su calidad ni si lo están tomando correctamente, con que los despierte es suficiente. Pero los baristas expertos en crear cafés se toman muy en serio su trabajo, y les apasiona lo que hacen. Por eso les fastidia mucho que tratemos tan mal un producto tan preciado y de tanta calidad.

Antes de volver a pedir un café en tu cafetería de siempre, lee estas 7 recomendaciones.

Lo que tienes que saber antes de pedir un café
  1. El café no necesita leche: La leche ayuda a mejorar el sabor cuando estás tomando un café de calidad mediocre, pero si estás bebiendo un café de gran calidad, estarás ocultando todos los matices de sabor. Es como hacer calimocho con un vino de reserva.
  2. Uno grande no es una terminología adecuada: Aunque se piden así en las grandes cadenas de cafeterías, estos no son los dueños o los dictadores del mundo del café. Si vas a una cafetería de calidad donde el café no los hacen los camareros, sino los baristas, no pidas uno grande. le puedes ofender.
  3. Espumar la leche hace que el sabor de la leche sea más dulce. Al elevar la temperatura de la leche, la lactosa pasa a ser más soluble, y por lo tanto, su se hace más dulzona. No es que la leche sea realmente dulce, pero si se calienta, se percibe una dulzura sutil. Al hacer un latte machiato, el regusto va a ser un poco más dulce que si le añades directamente la leche al café negro. Esto también significa que no hay que añadirle 3 cucharadas de azúcar al capuchino.
  4. Pedir uno con triple avellana, batido, con espuma, con virutas de chocolate, un capuchino, etc: Apenas se le puede llamar café. Déjate de tonterías y disfruta de un simple café.
  5. Elaborar un buen café lleva tiempo: La comida rápida no sabe igual que la comida casera y sin prisas, y el café es igual. El café se puede hacer rápido y mal o tomar un tiempo y hacerlo excelente.
  6. No te fíes de las etiquetas del paquete: ¿Estás preocupado porque el café que te están sirviendo sea orgánico o de comercio justo? Hay muchos debates en cuanto a las etiquetas en la industria del café. Muchos pequeños agricultores no pueden permitirse la etiqueta de producto orgánico, aunque sus prácticas sean muy orgánicas. Es como comprar productos orgánicos en tu supermercado y no comprárselo al horticultor de al lado porque no pone orgánico en la etiqueta.
  7. Hay un largo recorrido de la planta del café hasta que llega a ti: El café tiene una cadena muy compleja y larga, por eso lo debemos tratar como un producto de lujo. Su precio es bastante ajustado, pero hay que tener en cuenta todo el proceso y todas las personas implicadas.

En la web diariocritico.com tienes más información de esta y otras bebidas.