Elixer Coffee

Apasionados del café

Cómo preparar un café helado

Cuando las temperaturas empiezan a subir, el café caliente puede no ser una opción viable si quieres que tu cuerpo no arda en llamas. Por eso, es una gran idea hacer café helado para desayunar y acompañar el café con unas magdalenas esponjosas.

Se puede hacer incluso la noche antes, para tenerlo preparado y nada más sacarlo y tomarlo sin perder ni un minuto. Cuando hace un calor aplastante ya a primera hora de la mañana, no hay mejor manera de empezar el día.

Cómo preparar un café helado

Somos conversos recientes de hacer el café en casa. Tanta parafernalia con la cafetera no nos gustaba, preferíamos tomarlo en una cafetería o cogerlo take away de camino al trabajo, pero mi suegra nos regaló una cafetera de cápsulas (por el bienestar de su propia cordura) y, desde entonces, ya no tomamos el café en otro sitio.

Inmediatamente investigamos la mejor manera de hacer el café helado en casa, pues se nos había olvidado lo bien que entra en verano.

Si tu también quieres hacer un café helado en casa, estos son algunos trucos que hemos aprendido:

  • Si utilizas una cafetera de émbolo o de filtro, lo mejor es colarlo dos veces. Nuestro filtro anterior no recogía todos los granos de café y había que volver a colarlo. Desde entonces siempre lo hacemos así y colarlo doblemente hace un café más fuerte.
  • No hay que olvidar que al añadir cubitos de hielo al café, se diluye cuando se derriten. Si pruebas el café solo cuando está caliente te puede parecer que está muy cargado, pero al añadirle los cubitos de hielo, estará más suave y rebajado. Si te gusta el café muy cargado, tendrás que cargarlo el doble para que al añadirle los hielos esté a tu gusto.
  • Si quieres endulzar tu café, debes añadirle el azúcar mientras esté caliente, porque se disolverá mejor y más rápido. Si se lo agregas una vez frío, tardará mucho más en disolverse.
  • Lo puedes hacer la noche antes. Solo tienes que verter el café caliente con el azúcar en un jarra medidora de vidrio y ponerlo en la nevera durante toda la noche, así estará preparado para por la mañana. Luego solo hay que revolverlo y añadir los hielos.
  • Si quieres añadirle un sabor extra, puedes verter unas gotas de extracto de almendra (sólo 1/4 de cucharadita para casi 2 tazas de café). Tendrá un sabor delicioso.

¿Tienes algún truco más para hacer café helado en casa?